Contáctanos

Subscribete

  • White Facebook Icon

© 2019 @ C4 NOTICIAS MX

...Y permiten entrar a menores de edad

Carlos Jiménez

En abril del año pasado, C4Jiménez dio a conocer que el Bar 27 permitió la entrada a un menor de edad, quien era hijo del Fiscal de Robo de Vehículos de la Ciudad. Ahí tuvo una pelea y, al igual que sucedió el pasado fin de semana, los guardias lo sacaron y lo dejaron en la calle sin llamar a alguna autoridad.

Así lo informamos entonces:

A pesar de ser menor de edad, un hijo del Fiscal para Robo de Vehículos de Ciudad de México, y su hermano, entraron al Bar 27 en la alcaldía Coyoacán. Tras beber durante casi tres horas, discutieron, amenazaron al personal de seguridad del lugar y se enfrentaron a golpes con otros comensales. Cuando los sacaron, llamaron a su chofer y volvieron a pelear afuera del centro nocturno.

Al final, el menor de edad —por quien comenzó la gresca— acabó con la nariz fracturada y en el hospital San Angel Inn. Pero entonces, presentó una denuncia en la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad (PGJCDMX), por el golpe que sufrió.

La gresca en la que participaron los hijos del Fiscal René Aguilar Acosta, quedó registrada dentro del expediente CI-FAO/AO4/UI/1SD/1920/04-2019 iniciado por el delito de lesiones dolosas.

Según el informe, el menor Diego Aguilar, de 17 años y su hermano Iván, de 18 pelearon dentro y afuera del Bar 27, ubicado en Avenida San Jerónimo, en la Colonia Tizapán.

Pese a que legalmente Diego no puede ingresar a ese tipo de negocios, pasada la media noche llegó al centro nocturno. Iba con su hermano mayor, y con su primo Emilio Vega. Los llevaba el chofer de su papá, el Fiscal René Aguilar Acosta.

Alrededor de las 00:30 horas, el menor y los otros dos jóvenes ingresaron al negocio.

A decir de Iván “estuvieron ingiriendo alcohol y degustando con los presentes…”. Sin embargo, a las 3:00 de la mañana “Diego (el menor) tuvo unas fricciones”, con otro par de clientes.

Se trataba de dos jóvenes a quienes ubicaban por redes sociales como Mikel Sandro y Emilio Alcantara.

Fue entonces que el personal del Bar se acercó y los sacó del negocio.

Una vez afuera, los hijos del Fiscal Aguilar Acosta llamaron al chofer que los esperaba a unas cuadras del lugar. Entonces volvieron a pelear ahí.

En la pelea quien resultó más afectado fue el menor de edad. Al verlo sangrando, lo llevaron al hospital San Angel Inn, en donde se le reportó fuera de peligro. Sólo presentaba golpes y la nariz fracturada.

Se comprobó además que éste no fue un caso aislado pues de acuerdo con testimonios de por lo menos una decena de clientes del Bar 27, es muy común que dejen entrar a menores de edad e incluso, hay quejas en las diferentes redes sociales del antro que permiten consumir alcohol a adolescentes de 13 o 14 años.