Contáctanos

Subscribete

  • White Facebook Icon

© 2019 @ C4 NOTICIAS MX

Mientras Vanessa agonizaba en una banqueta de La Roma, su novio huía en un Cadillac

Actualizado: feb 12

Carlos Jiménez


Vanessa cayó a las 6:52 de la mañana desde la ventana del departamento de su novio, en la Colonia Roma. Pero en lugar de ayudarla, él subió a su auto, salió del edificio y se fue de ahí. Para cuando la encontraron, estaba tirada sobre la banqueta, boca arriba, tenía una pierna sobre los arbustos, y un fuerte golpe en la cabeza… casi dos horas después, murió en un hospital.

Ahora, la Fiscalía General de Justicia de Ciudad de México (FGJCDMX) investiga el caso como un feminicidio. Y el principal sospechoso de haberlo cometido, sería precisamente el hombre que la abandonó. Un empresario mexicano llamado Eugenio Kuri.

La aventura de esta joven brasileña que salió de su país hace cinco años, y llegó a México buscando suerte como modelo, terminó en una camilla del hospital Rubén Leñero. A las 8:30 de la mañana del 1 de febrero, un médico la declaró muerta.

Vanessa Vargas Ribeiro, tenía 33 años de edad. Vivía en un departamento del edificio número 129 de la avenida Oaxaca.

En un principio las autoridades de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y de la Fiscalía General de Justicia (FGJ) no estaban seguras qué le había pasado.

Por instantes supusieron que se había tratado de un suicidio o un accidente. El cableado telefónico que estaba tirado, y el análisis de una cámara de la Ciudad, les dejaban claro que había caído de una altura superior a los tres metros.

Una cámara ubicada en la esquina del lugar captó su caída precisamente a las 6:52 de la mañana. Así quedó registrado en las Carpetas de Investigación CI-FCIH/2/UI-1 C/D/00048/02-2020 y CI-FMH/MH-1/UI-1/S/D/00014/02-2020.

Durante algún tiempo, los investigadores ni siquiera la tuvieron identificada.

El expediente de feminicidio que se abrió por su muerte, la mencionaba como una “víctima desconocida de aproximadamente 25 a 30 años de edad”.

El reporte de su hallazgo detalla que los policías la describieron como “una femenina de aproximadamente 25 o 30 años de tez clara, con pantalón negro y sudadera blanca, con manchas hemáticas en la cara…”.

El primer paramédico que la atendió reportó “traumatismo craneoencefálico severo”. Y así, se la llevaron al Hospital Rubén Leñero, donde finalmente falleció.

A pesar de que Vanessa cayó justo afuera de su departamento. Nadie se acercó a las autoridades o los paramédicos para decirles quién era.

Tiempo después los investigadores descubrieron su identidad. Y fue hasta que regresaron al lugar donde la habían hallado, que los agentes descubrieron que el principal sospechoso de su muerte, era su pareja sentimental.

Se trata del empresario Eugenio Kuri, un hombre que —de acuerdo con las investigaciones— le pagaba la renta de ese departamento y le daba una mensualidad, para que no trabajara más como modelo.

Autoridades que participan en la investigación del caso, revelaron que tras recabar una serie de testimonios y analizar cámaras de seguridad, encontraron que el hombre se fue del departamento cuando ella aún agonizaba en la banqueta.

Explicaron que mientras ella permanecía en el piso, él salió en un auto color beige, al parecer un Cadillac.

Ahora, es el principal sospechoso de haberla arrojado. Aun así, los investigadores realizan una serie de peritajes para saber si Vanessa fue lanzada, o si se cayó de forma accidental.

Horas antes de morir, Vanessa publicó en su cuenta de Facebook algunas fotos en las que aparece con Eugenio Kuri. Estaban en una cena. Sonreían y posaban para la cámara. Pero la última foto que se tomó de ella, fue tirada, agonizando en la banqueta….



8,421 vistas